DIVERSOS UNIVERSOS

Sinopsis de los micros

El proyecto se conforma por seis cortos de ficción protagonizados por personajes con diferentes discapacidades, en las que se destacan el valor de la participación y la importancia de los vínculos sociales y afectivos en distintos ámbitos de la vida cotidiana como herramientas fundamentales para la integración y la convivencia. En cada una de las historias, los personajes experimentan situaciones en las que las diferencias de cada uno tendrán un peso significativo en la trama. Y allí, en la resolución de cada una de estas ficciones, se juega la propuesta de Diversos Universos: dar vuelta la historia para que la inclusión sea una realidad.

 

6 capítulos de 5 minutos / 2011 / Inclusión / Sociedad

  • Dirección: Santiago King
  • Producción: Jorgelina Olivero, María Elia Rodríguez, Luciano Solari
  • Guion: Francisco Pavanetto
  • Coordinación de contenidos: Silvia Tróccoli
  • Cámara y fotografía: Lucas Pérez, Marcos Garfagnoli
  • Sonido: Santiago Zecca
  • Dirección de arte: Lucas Comparetto, Laura Perales, Artificio
  • Dirección artística: Federico Actis
  • Montaje y postproducción: Santiago King / Realización: Look-At
  • Coordinación General: Cecilia Vallina / Producción General: Paula Valenzuela
Ver más Micros
Capítulos   1 2 3 4 5 6

El primer capítulo de Diversos Universos narra las dificultades que presenta la vida cotidiana: un examen en una de las materias de la escuela, la relación con los compañeros del aula, la salida del colegio, el transporte urbano y sus formas de pago y la preocupación insistente de los padres se transforman en una maraña de decisiones y circunstancias que atravesar todos los días. Un adolescente con Síndrome de Down es el protagonista de este capítulo y quien se las ingeniará, con el final del día y un grupo de amigos, para desgranar los mejores acordes de su armónica en un ensayo y demostrar de qué modo todos tenemos los mismos derechos a vivir nuestras propias experiencias, tomar decisiones, ser independientes y autónomos.

“¡Tenemos una misión, mi capitán!”, dicen, al mismo tiempo, mientras miran sus dibujos animados preferidos frente a la pantalla del televisor. La misión no será otra que preparar una merienda suculenta que deparará nuevas y también intensas aventuras entre dos amigos: uno tiene una discapacidad motora y se desplaza en una silla de ruedas; el otro lo empujará hacia nuevas aventuras por las calles de la ciudad para atravesar ríos, volcanes, planetas y puentes. Porque “jugar, compartir, imaginar, crecer en libertad son derechos de todos los niños”. 

Un duelo de dos bandos de cowboys en el patio del colegio desata un escenario desde donde disparar tiros, subirse a los caballos, aplacar el calor de la pólvora con sombreros de ala ancha. Un grupo de chicos se enfrenta para dirigir la ciudad, con rehenes y armas de grueso calibre en madera tallada. Un niño con muletas es quien comanda uno de los grupos, el otro observa todo con un solo ojo. El juego terminará con el timbre del final del recreo: la hora de volver a clases en el aula.

La historia de Romeo y Julieta es recreada sobre el escenario de una escuela con dos cambios fundamentales: que la protagonista de este cuento, en realidad, es ciega. Y su Romeo, sordo. Por último que en lugar de la muerte, trágica, sobre el final de la historia, la narración concluye con un final donde reina la felicidad a pleno. El clásico de William Shakespeare es recreado, en esta nueva versión, con sus mejores argumentos: “La verdadera historia de Romeo y Julieta que jamás se contó”. Porque los cuentos también tienen sus obligaciones: “Una discapacidad no siempre es una desventaja: demos vuelta la historia”.

La sala de un jardín de infantes se puebla de niños y de canciones, de juegos en el parque, de toboganes y hamacas. Una pelota rueda por el piso de tierra y un niño pequeño, sordo, traspasa ese tiempo para jugar junto a sus amigos en el recreo. Este nuevo capítulo de Diversos Universos muestra cómo la detección temprana de los problemas de hipoacusia en un niño ayudará, sin dudas, en su desarrollo para prevenir problemas en el lenguaje, en el aprendizaje y en las relaciones sociales en un futuro. “Una prueba de audición dura sólo tres minutos y debe hacerse antes de los tres meses de vida. Las maternidades de la provincia de Santa Fe están equipadas para hacerla de manera gratuita”, explican.

En este segundo capítulo se tejen la noche, las salidas, las luces de colores, la pista, la música, el baile, la seducción y los encuentros que forman parte de la vida cotidiana de un adolescente que no puede escuchar pero que observa todo con detenimiento. Y se mueve –como la misma danza– entre varones y chicas que frecuentan un baile por la madrugada, donde las caderas y el ritmo se combinan para pasar un tiempo juntos, entre pares, y, sobre todo, para divertirse. Lo mismo que sus derechos: “La participación en espacios recreativos y culturales es un derecho de todos”.

Compartir