SALE EL TREN! - LA REDONDA. ARTE Y VIDA COTIDIANA

Sinopsis de los micros

Un ciclo de cuatro microprogramas que invita a descubrir las posibilidades lúdicas, recreativas, de capacitación y convivencia dentro de una de las infraestructuras creadas por el Ministerio de Innovación y Cultura en la ciudad de Santa Fe: La Redonda. Arte y Vida cotidiana.

 

4 microprogramas de 5 minutos / 2011 / Cultura / Sociedad

  • Dirección: Juan Pablo Arroyo, Gastón Del Porto, Alejandro Carreras
  • Producción: Carolina Mariano
  • Guion y dibujos animados: Pablo Rodríguez Jáuregui
  • Cámara: Juan Pablo Arroyo, Gastón Del Porto, Alejandro Carreras, Baltasar Albrech
  • Música: Fernando Kabusacki
  • Edición y animaciones digitales: Maia Ferro
  • Dirección de postproducción: Pablo Rodríguez Jáuregui
  • Mothions graphics: Pablo López
  • Coordinación general: Cecilia Vallina
  • Producción general: Paula Valenzuela
Ver más Micros
Capítulos   1 2 3 4

El ring lúdico de lectura y de escritura es una de las actividades que propone La Redonda. Arte y Vida Cotidiana, un espacio creado para la capacitación, la recreación y la convivencia para niños, jóvenes y adultos, de todas las edades, en la ciudad de Santa Fe. La experiencia no desconoce tampoco el predio: entre 1905 y 1915 el edificio que se usaba como depósito y taller de reparaciones de la antigua Compañía Francesa de Ferrocarriles, que arreglaba allí las locomotoras que llegaban desde todas las provincias argentinas. 

La Redonda es un espacio para recuperar el juego, las emociones, y disfrutar el encuentro del arte y la vida cotidiana. Para eso se propone como un sitio desde donde vincular colores y sonidos, como es el caso de La Ciudad de los Maestros: un espacio dentro del predio que invita a armar calles y edificios con los colores, las formas y las texturas que utilizaron los grandes pintores de la provincia, desde Antonio Berni hasta Julio Vanzo. O, también, a través de una vieja locomotora desde donde narrar historias de otros tiempos.

A principios del Siglo XX, el viejo barrio donde hoy funciona La Redonda llevaba el nombre de Villa Talleres, y estaba poblado de quintas, muy pocas casas, y una gran cantidad de conejos, caballos y vacas, entre otros animales domésticos. A partir del crecimiento de la ciudad, el barrio pasó a ser conocido por su nuevo nombre, Sargento Cabral, pero sus clubes y calles siguen intactos. Son los casos del Club Atlético Villa Dora, donde todo el barrio se reúne para practicar deportes, y del Centro Fruliano, donde todavía se practican antiguas tradiciones. 

En cada una de sus visitas, gran parte de los niños y niñas que llegan a La Redonda se tienden en una reposera para contemplar el arrullo del mar, se suben a una bicicleta muy particular o aprenden, en el armado de sus propias ciudades y obras, sobre la vida de los pintores de la región como Fernando Espino o César López Claro. “Me gusta mirar el mar y también imaginarme del otro lado a aquellos que deben estar pensando lo mismo”, dice una de las nenas, mientras escribe una carta y la guarda en una botella que, poco después, arrojará al océano para esperar la respuesta del otro lado del continente.

Compartir