MI PROPIA PELI TEMPORADA 1

Sinopsis de los micros

Mi propia Peli es un ciclo que se realizó como resultado de una experiencia de televisión participativa en diferentes barrios de la ciudad de Santa Fe.

Jóvenes y adolescentes de San Agustín, Nueva Tablada, Alto Verde, Villa Elsa, Loyola Sur, Barranquitas, San Pantaleón y Candioti se involucraron en el proceso de invención y escritura de las historias, en la producción y en el manejo de las cámaras, creando, de ese modo, un relato propio de la realidad de la que forman parte.

En cada una de estas historias se revelan imaginarios, identidades, conflictos, sueños y el descubrimiento de las posibilidades narrativas y expresivas del lenguaje audiovisual.     

 

7 capítulos de 8 minutos / 2011 / Educación / Inclusión / Sociedad

Ver más Micros
Capítulos   1 2 3 4 5 6 7

En el Centro N° 84, en el barrio El Refugio, se hilvanan las historias de este nuevo capítulo de Mi propia Peli, el trabajo de un grupo de alumnos y docentes como resultado de una experiencia de televisión participativa protagonizada por jóvenes de diferentes barrios de la ciudad de Santa Fe. El cortometraje, de suspenso y terror, narra la historia de una novia, de vestido blanco, que asola las tardes del barrio con sus apariciones. En esta oportunidad, un chofer de un colectivo se verá sorprendido por el espectro y se llevará un gran susto. 

En el segundo capítulo de Mi propia Peli se hilvanan las historias de los alumnos del Centro N° 91, de los barrios Barranquitas y San Pantaleón, de la ciudad de Santa Fe. El rap y la danza, en medio de las barriadas más humildes, se narran en esta historia donde tres amigos salen a robar. “¿Qué vas a hacer de tu vida vos, Pela?”, le pregunta, en la calle, uno al otro. El desenlace será complicado para los muchachos deberán huir, en medio de la calle, cuando las cosas no salgan tal como las planearon.

En este primer capítulo, las imágenes reales y las escenas ficticias de películas antiguas se tejen con el suspenso y la tensión de una historia de terror. Con el baño y el patio de la escuela como escenarios principales, una broma de mal gusto acabará con un final tremebundo. Los realizadores fueron los alumnos del Centro N° 39, del barrio Nueva Pompeya de Santa Fe.

Un grupo de vecinas, fanáticas del cantante Sandro (“Sandro de América”, le llaman) y un puñado de gallinas son los protagonistas de este nuevo episodio de Mi propia Peli, el ciclo que reúne los trabajos de alumnos que realizaron su primera experiencia audiovisual con la invención y la escritura de las historias, la producción y en el manejo de las cámaras, creando, de ese modo, un relato de la realidad de la que forman parte. En este caso, los estudiantes de los Centros N° 176 y 235, de los barrios Villa Elsa, Loyola Sur y la Asociación Civil Los Cebollitas.

Los alumnos del Centro N° 184, del barrio Paprocki de Monte Vera son los realizadores de esta nueva producción. Las historias cerca de las vías del ferrocarril, abandonadas, y los pastizales de los montes son los escenarios para esta producción donde cuatro amigos tejen sus aventuras con un niño-duende que los persigue durante una noche tras el relato de Don Juan.

Este nuevo capítulo de Mi propia Peli tiene como protagonistas a los alumnos del Centro N° 272, en el Polideportivo Nueva Tablada, del barrio San Agustín de la ciudad de Santa Fe. En esta oportunidad, los realizadores van en busca de una historia de ocultismo y magia negra que le da un toque de suspenso y misterio al cortometraje. Las imágenes religiosas y paganas se cruzan con las calles de tierra y las curanderas del barrio que sanan con la palabra, los gualichos y las flores a un guitarrista sin talento que busca tocar como los dioses.

Los estudiantes del Centro N° 272, del barrio Alto Verde de Santa Fe, se entreveran en una historia de suspenso con “La isla maldita”. Los colores del amanecer y la vida de los pescadores, el río como escenario de fondo, se mezclan con las imágenes de las lanchas, los barcos, el fuego y el pescado cocido en el disco de arado, y la vida de una familia frente a la orilla y los peligros de la isla y el agua.

Compartir