UN AIRE A VOS. LOS NIETOS QUE BUSCAMOS

Sinopsis de los micros

Un aire a vos. Los nietos que buscamos es un ciclo de siete microprogramas que relatan la búsqueda de jóvenes apropiados durante el terrorismo de Estado. Producido por el Ministerio de Innovación y Cultura, a través del programa Señal Santa Fe, en coproducción con los ministerios de Justicia y Derechos Humanos y de Gobierno y Reforma del Estado, a partir de un proyecto de H.I.J.O.S Rosario y la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, la serie narra las historias de hombres y mujeres que fueron víctimas de secuestro y desaparición durante la última dictadura cívico-militar y de sus hijos o hijas apropiados, hoy adultos que no conocen su verdadera identidad. Los capítulos llevan los nombres de los padres de jóvenes buscados: "Ayastuy Bugnone", "Valenzuela Negro", "Carlucci Fina", "Busaniche Delgado", "Capoccetti López Torres", "Coutada Lagrutta" y "Machado González".

 

7 capítulos de 12 minutos / 2014 / Derechos Humanos / Política / Sociedad

  • Dirección: Florencia Castagnani
  • Producción ejecutiva: Luciana Lacorazza
  • Guion: Luciano Redigonda
  • Coordinación de contenidos: Florencia Garat, Sabrina Gullino
  • Dirección de fotografía: Mauricio Riccio / Cámara: Mauricio Riccio, Florencia Castagnani
  • Sonido directo: Hernán Roperto, Agustín Pagliuca, Ignacio Molinos, Gabriela Rivas Feoli
  • Dibujos y animación: Estefanía Clotti, Florencia Garat
  • Edición: Marina Sain, Florencia Castagnani
  • Postproducción de sonido: Alexis Kanter / Postproducción de imagen: Lisandro Bauk
  • Coordinación General: Cecilia Vallina / Producción General: Paula Valenzuela
Ver más Micros
Capítulos   1 2 3 4 5 6 7

“Creo que no hay nada en el mundo más hermoso como tener un hijo, criarlo, educarlo, tratar de hacerlo feliz. Aún dentro de estas condiciones, que no siempre son las mejores”, dice Raquel Negro, en una grabación de mediados de 1977, en la clandestinidad. Este documental indaga en la emoción de sus hijos que, hoy, al escuchar esa cinta, cargada de simbolismo tras su desaparición, se amplifica en el tiempo y condensa todas las historias narradas sobre su madre con solo oír su tono de voz, la cadencia de sus palabras, y el mensaje a través del tiempo.

Sabrina Gullino, la hija de Raquel Negro y Tulio Valenzuela –dos militantes montoneros desaparecidos durante la última dictadura cívico militar–, narra en primera persona la búsqueda de su hermano mellizo, nacido en cautiverio, en Paraná, en 1978. La reconstrucción de la identidad de la joven, a partir del archivo biográfico de Abuelas de Plaza de Mayo, y la restitución de 400 nietos que aún quedan pendientes en estos treinta años de democracia, permanece en el testimonio de los hermanos y de la propia Sabrina, y en los Juicios por la Verdad que se iniciaron tras intentar dar con su paradero en 2011 en Paraná, Entre Ríos.

Matías Ayastuy reconstruye la historia de sus padres, Marta Bugnone y Jorge Ayastuy, y la búsqueda de un hermano o hermana que pudo haber nacido en cautiverio y de quien recién en 2012 se conoció su existencia a partir de una serie de testimonios de militantes que estuvieron secuestrados en el mismo centro clandestino de concentración, en Buenos Aires.

La familia de Matías –sus abuelos, sus primas y tíos– proponen un testimonio directo y de primera mano de sus padres y de la militancia en el Partido Comunista Marxista Leninista. También de qué modo fueron secuestrados el 6 de diciembre de 1977 en el barrio de Caballito, en Buenos Aires, y la búsqueda que iniciaron sus abuelos para, por fin, dar con el niño y llevarlo a Gualeguaychú, Entre Ríos, para criarlo junto a su propia familia. Los diarios que escribió su abuela, por esa época, reconstruyen con desesperación la profundidad de ese vínculo, en un documento que demuestra además la consolidación de una búsqueda hacia este nuevo nieto más allá de la relación biológica, en un espíritu que claramente lo trasciende.

Este capítulo del ciclo narra la historia de Isabel Carlucci y Víctor Hugo Fina a partir de la mirada de su hijo, Iván Fina. La búsqueda de un hermano o hermana que pudo haber nacido poco después del secuestro de la pareja hilvana el relato. Iván trabaja en el  Archivo Biográfico Familiar de Abuelas de Plaza de Mayo (que funciona en la ex Escuela de Mecánica de la Armada en Buenos Aires), y aquí explica su labor en la campaña Necesito Verte Hoy que se llevó a cabo en Rosario durante los últimos años. 

¿Quiénes eran sus padres? ¿Qué música escuchaban? ¿De qué club eran hinchas de fútbol? ¿Qué día nacieron? ¿Por qué militaban? Las voces de amigos de la infancia, sus compañeros de militancia o de la escuela, sus familiares y conocidos, se presentan en ese entramado como marca movilizadora y como devenir de esas búsquedas. El valor de la anécdota, más allá de los datos filiatorios, para reconstruir de quiénes son hijos. O quiénes, realmente, fueron esos padres. “Teníamos el pelo larguísimo, por acá, y había que tenerlo lacio ¿no? Aunque estuviéramos en la militancia nosotras éramos coquetas”, dice una de las amigas de Isabel en el documental. 

Son las precisiones que Iván desafía también, con el paso del tiempo, en su rol de docente en una escuela secundaria de Cañada de Gómez. Desde ese territorio indaga en las historias de estos militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores – Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT - ERP), y la crianza que llevaron adelante sus abuelos maternos cuando quedó en manos de ellos a poco de cumplir los once meses: Isabel fue secuestrada en la fábrica de Capitán Bermúdez donde trabajaba y Víctor Hugo asesinado por los grupos parapoliciales en su casa de Rosario. “Yo conservé mi identidad y supe la historia desde siempre”, ejemplifica, con firmeza, frente a los alumnos. Ahora busca la oportunidad de que su hermana o hermano también tenga esa misma posibilidad.

“Es la primera vez que el ministerio de Justicia ofrece una recompensa económica por cualquier dato o información fehaciente en la búsqueda de nietos que fueron apropiados”, dice Gisela Busaniche, que mueve su cabeza, de manera casi imperceptible, mientras habla frente al micrófono. La periodista está en un programa de radio, Territorio Comanche, por Nacional Rock, en Buenos Aires, y el nuevo capítulo de Un Aire a Vos describe el recorrido y la búsqueda que inició la familia para hallar a un niño o niña que pudo haber nacido entre enero y febrero de 1978. Su primo o prima. 

Graciela Busaniche, la tía de Gisela, trabajaba como asistente social en Santa Fe, y estaba embarazada de tres meses cuando fue secuestrada. Su compañero, Pedro Delgado, también fue secuestrado y desaparecido por los grupos parapoliciales que operaron en Rosario en 1977. La historia de estos jóvenes, que eran militantes de la Juventud Peronista y la agrupación Montoneros, se teje en el recuerdo de sus hermanos y sobrinos, y en un gran rompecabezas que emerge, después de años de búsquedas, en los juicios por la Verdad que se iniciaron en Santa Fe en 2011 contra el II Cuerpo del Ejército.

Gustavo López Torres narra las historias de sus padres, Susana Capoccetti y Guillermo Ángel López Torres, y el secuestro que sufrieron junto a su hermano cuando un grupo paramilitar se llevó a toda su familia de su casa de Rosario. Este capítulo acerca el testimonio del hijo, en primera persona, junto a los diarios de la época (que titularon como “enfrentamiento” el secuestro y la desaparición de personas), el álbum familiar, las cartas y los manuscritos, el paso por la universidad y la militancia en Acción Católica por parte de estos jóvenes, como así también la búsqueda de los hermanos como perla contra el olvido.

El rescate de los nietos por parte de los abuelos gracias a un artículo publicado en el diario El Litoral, y la búsqueda de un tercer hermano –ya que Graciela estaba embarazada de seis meses al momento del secuestro–, se presentan como motor de un rescate que cuarenta años después continúa como marca indeleble entre estos dos hermanos, hijos de aquellos militantes de la agrupación Montoneros secuestrados en su casa de bulevar Seguí a mediados de 1977: El Indio y Elena. “Me queda pendiente encontrar a mi hermano o mi hermana. Será como tocar el cielo con las manos: una forma de encontrarme con mis viejos. No sé, encontrarme algo de ellos que está con vida”, repite Gustavo, hoy, desde Santa Fe.

Miryam Coutada y Eduardo Lagrutta eran militantes de la agrupación Montoneros. “Mirita” fue detenida en Zárate, embarazada de siete u ocho meses. Su compañero, Eduardo, asesinado en San Nicolás. Mabel Coutada reconstruye el recorrido de su hermana, las discusiones y la militancia, el sentido y el proyecto de vida y de país del que formaron parte por esos años. “Uno se sentía protagonista de la historia: eso era muy fuerte”, repite ahora en su casa de Bernal, en la provincia de Buenos Aires.

El paso común por la universidad, el anhelo y los cambios de la revolución, se teje en este relato en el testimonio de su familia –sus hermanos y sus sobrinos–, y en las cartas y las fotografías de un álbum común, que aún perdura en la búsqueda de un hijo de aquella pareja de militantes. La esperanza de la abuela Chola por reencontrarse con su nieto más allá de una letra borrosa que lee cuarenta años después. “El orgullo de Eduardo es que no perdí la cintura pese a la panza de embarazo (…). Y a veces patea que parece que va a salir por el ombligo”, le escribe Miryam a sus padres. La última carta tiene fecha: el 22 de septiembre de 1976.

Este capítulo de Un Aire a Vos reconstruye las historias de María Laura González y Ricardo Machado, dos estudiantes de Venado Tuerto que llegaron a Rosario a mediados de 1970. Los relatos de la llegada a la universidad, la militancia, los debates en los bares o en el altillo de las pensiones, el peso insoslayable de la amistad y el compañerismo dan paso a una serie de narraciones donde se reflejan las preocupaciones de una gran parte de los estudiantes de la década. 

La militancia de los jóvenes se cruza con la pequeña imprenta del PRT que montaron para imprimir volantes y boletines, y que aprendieron a trabajar con esmero. “Nuestro tiempo era hoy, y no se podía ir a una escuela para aprender”, describe uno de los sobrevivientes de aquella experiencia, con las manos sucias de tintas. La pareja, que fue secuestrada de su casa de la calle San Lorenzo, estaba embarazada de cinco meses, y por eso sus familiares preguntan –cuarenta años después– dónde está ese niño o niña que pudo haber nacido en un centro clandestino de Rosario. Y de quien, hoy, aún, no se conoce si sobrevivió y si supo, alguna vez, las historias de Mana y Cacho, sus padres. 

Un aire a vos relata la búsqueda por parte de los familiares de jóvenes apropiados durante el terrorismo de Estado. Realizado a partir de un proyecto de los organismos de derechos humanos, Hijos y la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, la serie narra las historias de quienes fueron víctimas de secuestro y desaparición durante la última dictadura cívico militar. El objetivo del ciclo es contribuir a la reconstrucción de la memoria histórica sobre este período y alentar a la población de la provincia de Santa Fe a aportar datos que puedan ayudar al hallazgo de los bebés apropiados, hoy adultos que permanecen sin conocer su verdadera identidad, o movilizar a las personas que puedan tener dudas sobre su identidad.

Compartir