LA MAGIA ITINERANTE

Sinopsis

Con el espíritu de las kermesses de pueblo y los viejos circos criollos, La compañía de la Media Luna recorre los caminos de la provincia de Santa Fe con su combinación de teatro, música y circo. Para que ese espectáculo llegue a 60 comunas santafesinas actores, clowns, músicos, técnicos, escenógrafos y montajistas realizan un trabajo dedicado y profesional. El resultado son jornadas mágicas de participación popular y encuentro entre grandes y chicos, con el juego como herramienta de construcción colectiva.

 

1 capítulo de 48 minutos / 2009 / Música / Cultura / Sociedad

  • Guión y realización: Diego Fidalgo
  • Producción: Paula Valenzuela
  • Cámara y fotografía: Diego Fidalgo
  • Sonido directo: Juan Valesi
  • Gráfica animada: Mauricio Silvestri
  • Coordinación General: Cecilia Vallina
  • Producción General: Paula Valenzuela
Ver más Unitarios

La Magia Itinerante. En el camino con la Compañía de la Media Luna es un documental que sigue los recorridos de La Compañía de la Media Luna, un espectáculo que combina teatro, música y circo, y que recorre la provincia de Santa Fe. La formación, que bucea en el mismo espíritu de las kermesses de pueblo y los viejos circos criollos, reunió un equipo de actores, músicos, técnicos, escenógrafos, clowns y montajistas para recorrer 60 comunas y pueblos con la tarea apasionada de rescatar las antiguas fiestas populares. 

Mónica Discépola, a cargo de la coordinación artística general, explica: “Este proyecto cuenta una historia, la de un mismo grupo de gente, y también narra una historia en la ficción de la obra que, a medio camino entre el infantil y el melodrama, habla de las elecciones, las búsquedas, las distintas formas de mirar. Y que, a veces, para encontrar el cielo, hay que estar bien firme sobre la tierra. También habla que solo nunca se puede y que las dicotomías o las dualidades nunca se resuelven: en todo caso que, lo más importante, es saber cómo transitar por ellas”.  

El Tumba Lata, La Pesca, La Burbuja, El Cerebro Mágico, El Martillo o el Gabinete Científico fueron algunos de los juegos pensados para la ocasión. “Estamos participando en este evento, tan importante para el pueblo, en la cancha de fútbol de nuestra escuela. La gente no sabe lo que es, entonces está con mucha expectativa, se siente la música”, dice María Rosa Orso, que trabaja como directora de la Escuela Primaria de Bustinza, una comuna que se transformó en la primera donde se presentó este evento.

Ramiro Sorrequieta, a cargo del diseño y la confección del vestuario, describe: “Esta es una kermesse itinerante que viajará por distintos pueblos y ciudades de la provincia de Santa Fe. Hay una compañía estable, que está formada por actores, que no varían, y a su vez también están los actores de cada pueblo que participan y coordinan cada uno de los puestos. Entonces hay un vestuario para la compañía estable, y prendas que son intercambiables para cada grupo en particular”.   

“En un pueblo tan chiquito, un espectáculo de estas características es alucinante”, confía una vecina. Un compañero, a su lado, recuerda su infancia más temprana, cuando un circo llegaba al pueblo y los chicos se agolpaban para ver hasta cómo se montaba la carpa: “Esto es igual, genera muchas expectativas entre todos”. El resultado de este periplo fueron una serie de jornadas, mágicas, con una gran participación popular y el encuentro entre grandes y chicos, con el juego como herramienta de construcción colectiva. Discépola concluye: “Nos preocupamos porque sea una propuesta atractiva visualmente, algo que tenga los sonidos de la infancia, de los juegos y los procedimientos de la construcción de los primeros años de vida de las personas”.

Compartir